lunes, 13 de octubre de 2014

Patatas gratinadas con bechamel

La semana pasada mi abuela hubiera cumplido la friolera de 100 años... hace ya 15 que se marchó, pero no hay ni un solo día que no me acuerde de ella.

Vivía con nosotros. En casa éramos seis: mis padres, mis hermanos, mi abuela y yo. Una convivencia que empezó cuando yo era muy pequeña, así que.... ¡¡imaginaros!! hemos tenido todo tipo de vivencias.

Mis padres trabajaban los dos, y ella era la que casi siempre cocinaba. Mis hermanos y yo llegábamos del colegio caninos perdidos al grito de "¿qué hay para comer?" y su respuesta siempre era "canguingos y patas de peces".... (frase que yo también digo ahora muy a menudo.... -esas cosas que uno hereda-).

El caso es que anécdotas y recuerdos mil no, millones, pero tranquiloooooosssss que no, no os voy a aburrir.

De sus guisos recuerdo muchos, y he intentado hacer alguno y la verdad es que no la llego ni a la suela del zapato ¡¡¡¡qué bien cocinaba la joia!!!!. Las croquetas, el pollo en todas sus variedades, los guisos de cazuela a fuego lento de los de chup-chup-chup; pescados, la paella (ummmm la salía de lujo!!!)... y un largo etcétera. Y curiosamente hoy os presento un plato que en si no tiene ná, pero ¡¡no sabéis lo que me gustaba!!!! bueno... y me sigue gustando.

Cuando veía la sartén de bechamel ya se me ponían los ojos como platos, y ya cuando veía esas bandejitas preparadas con las patatas para echar la bechamel... directamente salivaba.

Así que, a pesar de que os podría haber presentado cualquier otra receta, como sé que ni de coña la hubiera hecho como ella, os traigo ésta que es facilita y me sale más o menos igual, y en aquél entonces me gustaba casi tanto -o más- que cualquiera de las que os he comentado antes.

Patatas gratinadas con bechamel.

Simplemente pelamos, lavamos las patatas y las cortamos en rodajas. 

Salpimentamos y freímos.

Una vez hechas las ponemos en cazuelizas que irán al horno. Las cubrimos con la salsa bechamel, espolvoreamos un poco de queso rallado y gratinamos.

¡¡¡Están de muerteeeeeeeeee!!!!



Si queremos podemos añadir alguna especia, o poner una base de tomate frito, pero os aseguro que no hace falta porque así, sin más, están buenísimas.


¡¡Buen comienzo de semana!!


17 comentarios:

A´Punto dijo...

No hay nada como poder de una abuela tanto años, ahora quedate con estos recuerdos tan chulos ;) mil besiños

Sergio Velasco Aranguez dijo...

mandame una cazuelita asi de rica q me la como ahora mismo!!! esto esta de muerte!!!

La Guinda dijo...

Por dios! Qué receta más maja de las agradecidas y sabrosas patatas! Me la apunto! ;)

Novicia Dalila dijo...

¡¡¡Qué cosa más rica, por favorrrrr¡¡¡¡ Todos los ingredientes son de mis más más más preferidos, aunque, por desgracia, me tengo que controlar de todos, peeeeero, haré una excepción para saborear este platazo de tu abuela :D
Mis hijos también tienen esa cosa con las comiditas de mi madre. Es que ni la sopa la hago yo igual para ellos... De hecho, mi hija dice que quiere heredar los cacharros de mi madre porque dice que seguro que también tiene que ver las cacerolas donde se cocine... :S

Un beso muy fuerte, my Darling. Y feliz semana

señorita mandarina dijo...

las patatas son unos de mis alimentos favoritos, y vaya receta rica que has echo.. me la apunto
http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

Como cocinaban las abuelas, nadie, da igual que uses la misma receta. Estas patatas tienen una pinta!!

Pepi (sopa de sopa) dijo...

Que bonitos recuerdos!!
Como este plato, que se ve riquisimo!!

besos

Juani dijo...

Yo no tuve la suerte de conocer a ninguna de mis abuelas, te felicito por esos bonitos recuerdos que guardas, estas patatas te han quedado de vicio!!! que ricas!!!!! tienen una riquísima pinta!!!! Besitossss.

Raúl García dijo...

Un precioso homenaje el que le has preparado a tu abuela, seguro que hubiera disfrutado muchísimo estas cazuelias que nos traes, se ven deliciosas!!
Un abrazo!!

lolines dijo...

Sin duda que estas patatas de tu abuela están para chuparse los dedos.
Un abrazo.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Cuántos recuerdos nos quedan de nuestras abuelas y esos platos que son inimitables de ricos.
Unas patatas exquisitas.
Besos.

Nuria Eme dijo...

Unos recuerdos preciosos MFe, a mí me pasaba lo mismo con una hermana de mi madre, y no hay día que no nos acordemos de ella.
Siempre pienso lo que habría disfrutado con las maquinitas que ahora tenemos en la cocina jaja
Esta receta si la hago en casa, ya te digo que mi hijo mayor, me hace la ola.
Besotes, mi niña, feliz semana.

Zamarat dijo...

Has escogido una buena manera de recordar a tu abuela: tienen una pinta magnífica!
Yo también me crié con mi abuela y aún hoy, casi 20 años después de su ausencia, aún hay momentos en los que la echo de menos.

Lídia dijo...

oye que fáciles y ricas se ven....me las copio

Rosa Maria Romero dijo...

Menuda pinta, que ricas !!!! Besos

María dijo...

Mientas estaba leyendo el relato, me sentía totalmente identificada porque mi abuela materna fue quien prácticamente nos crio. Cocinaba como los ángeles, unas simples patatas fritas con huevos sabían a gloria. Como estoy segura que sabrán esas maravillosas patatas con bechamel.
Un biquiño

MFe dijo...

Muchas gracias a todos!!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...